Pozas de Melón, unas piscinas muy naturales

Situadas en un entorno natural de incomparable belleza, las pozas de Melón nos invitan a disfrutar de algunas de las más espectaculares piscinas naturales de Ourense.

Redacción
14 mayo, 2010
Twitter del autor

Ourense cuenta lugares icónicos que deben formar parte del itinerario de cualquier viajero. Las pozas de Melón están incluidas dentro de este “privilegiado grupo, por méritos propios. Se trata de un espacio natural único en el que vegetación, roca y agua comparten protagonismo.

Las pozas de Melón son el resultado de la acción erosiva de las aguas del río Cerves. Nacido a más de mil metros de altitud en la sierra de Suido, el Cerves desciende bruscamente en pocos kilómetros para fundirse con el Miño.
En su frénetico descenso da forma a impresionantes cascadas y “pozas” o “mergulleiras”, pequeñas piscinas naturales de aguas cristalinas, que son utilizadas por los bañistas para refrescarse en los meses más calurosos.

Las pozas de Melón son espectaculares piscinas naturales de agua cristalina.

Todo el curso del rí­o es de gran belleza, especialmente su parte alta, donde las cascadas son espectaculares y las pozas tranquilas y poco profundas.

Pozas de Melón

Más concurrida es la parte cercana a la carretera, con cascadas que no superan los dos metros de altura y pozas más amplias y profundas.

Recorrer el sendero que discurre paralelo al río es la mejor forma de averiguar qué se esconde en este agreste espacio natural.

Como llegar

Las Pozas de Melón están situadas a pocos kilómetros de Melón, muy cerca del límite con la provincia de Pontevedra.
Desde Ourense tomamos la A52 en dirección a Pontevedra para abandonarla por la salida 262 Melón – Quins.
Al salir de la autopista llegamos al cruce con la N-120 nos incorporamos en dirección a Pontevedra y a pocos metros, a mano derecha, veremos una indicación que señala Parking Pozas de Melon.

Senderismo

Y si quieres practicar el senderismo seguro que alguna de Rutas de Senderismo Melón te encantará.

Monasterio de Santa María de Melón

A poco menos de dos kilómetros de las pozas de Melón se encuentra en monasterio de Santa María de Melón, una de las joyas menos conocidas del románico monástico gallego.