Santiago de Compostela

El Camino – Orígenes

La metáfora del camino es posiblemente una de las más antiguas referencias a la necesidad del ser humano de encontrar una finalidad que, en cierto modo, de sentido su existencia.

El poeta y novelista austríaco Rainer María Rilke, escribía: «El hombre es un ser desplazado, apátrida, sin refugio que ni siquiera tiene posada en el tiempo, un ser que se mueve continuamente en la búsqueda de su destino» y es que, en realidad, todos y todas somos caminantes en el tiempo, viajeros que se desplazan inexorablemente hacia un final. La meta será diferente en cada caso, aunque muchas personas compartirán etapas de ese camino en la búsqueda de referentes, siguiendo el paradigma dictado por los ancestros o simplemente explorando nuevas vías de realización. «Todos somos romeros y en la vida andamos», que diría Gonzalo de Berceo.